INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

CRISIS EN EL XENEIZE

Boca fue goleado, Orión se enojó y Tévez lo cruzó publicamente

El equipo argentino no encuentra el rumbo y el vestuario se partió en dos. 

La goleada 4-0 ante San Lorenzo en la final de la Supercopa Argentina hizo explotar una crisis importante en Boca. El equipo de Arruabarrena perdió totalmente el rumbo en lo que respecta a lo futbolístico, pero como si fuese poco, el plantel también salió tocado.

Tras el humillante resultado, Agustín Orión ingresó al vestuario y dedicó 10 minutos a gritar frente a sus compañeros: “Somos una máquina de perder finales y no se salva ninguno”. Como era de esperarse, cada futbolista tomó el reproche a su manera.

Sin embargo, Carlos Tévez se sintió tocado con esa frase y salió al cruce delante de los medios. Apache dialogó después del partido y afirmó: “Es la primera final que pierdo desde que estoy en Boca. Cada uno puede decir lo que quiera, estábamos en una reunión y eso queda ahí y cada uno respeta al otro, como tiene que ser”.

Para finalizar, Tévez también manifestó: “Hay que empezar a correr, a meter, a ser un poco más humildes y no creerse que es un dream team (equipo de los sueños)”. Lo cierto es que Boca atraviesa un difícil momento a días de su debut en la Libertadores, el gran objetivo del semestre.

Además, Arruabarrena quedó en la cuerda floja y su futuro está prácticamente sentenciado. Tal es así que Guillermo Barros Schelotto aparece como posible reemplazo.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy