INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

LO TENÍA MERECIDO

La noche de fiesta de Neymar tras un partido consagratorio

Después del que fue uno de sus mejores partidos desde que llegó al Barcelona, Neymar salió a bailar para liberar tensiones y disfrutó con Lewis Hamilton y varios amigos más.

La serie estaba liquidada. Los hinchas del Barcelona se preparaban para convivir con la idea de quedar eliminados en los octavos de la Champions League por primera vez en una década. Ahí apareció Neymar para clavar un golazo inolvidable de tiro libre que hasta ese momento simplemente decoraba el resultado. Dos minutos más tarde llegaría el polémico penal a Suárez que el brasileño también cambió por gol y finalmente cuando quedaban apenas segundos, como si fuera una estrella de la NBA, Neymar supo administrar a la perfección los tiempos y se dio el lujo de gambetear a un rival y luego pinchar la pelota por encima de la línea de fuego.

Sergi Roberto se encargó de meter la punta del pie zurdo y el Camp Nou explotó en un grito agónico que aún hoy retumba hasta por las estrechas calles del Barrio Gótico de la capital catalana. Las estadísticas dirán que el gol que hizo realidad la remontada fue el del cuestionado lateral derecho que tiene la difícil tarea de hacer que se extrañe lo menos posible a Dani Alves, pero el mentor detrás de esta remontada épica fue Neymar. Porque brilló en un partido difícil que no tuvo la mejor versión de Messi. Porque le devolvió el alma al cuerpo al Barça con un tiro libre extraordinario y un penal que nadie quería patear. Y sobre todo, porque en la última jugada del partido demostró lo enorme que es para dibujar una jugada exquisita cuando la pelota hervía.

Pitó el árbitro, explotó el estadio, llegó la clasificación y luego, la merecida fiesta. En una noche en la que todo estaba permitido, Neymar salió a disfrutar a una conocida discoteca de Barcelona con su amigo Lewis Hamilton, que se encontraba en la ciudad condal para probar el nuevo vehículo que manejará en la Fórmula 1.

 

❤ #neymarjr #neymar #storiedoneymar

Una publicación compartida de Nj���� neymarjr�� (@neymarrbr_) el

 

 

Storie do neymar ❤ #neymarjr #neymarjr

Una publicación compartida de Nj���� neymarjr�� (@neymarrbr_) el

 

Storie do Neymar ❤ #neymar #neymarjr

Una publicación compartida de Nj���� neymarjr�� (@neymarrbr_) el

 

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy