INGRESA A PASIÓN FÚTBOL

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

o

Ingresa tus datos de usuario

Recordar mi usuario

INGRESAR
¿Olvidaste tu contraseña?

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Unete ahora

He leido y acepto los Términos y condiciones

REGISTRARME

Cancelar

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

REGISTRATE EN PASIÓN FÚTBOL

Felicitaciones!

Tu cuenta ha sido creada, pero necesitamos verificar si todo está correcto antes de que puedas empezar a participar de la comunidad de Pasión Fútbol.

Si en los próximos minutos no lo encuentras en tu bandeja de entrada, por favor, revisa tu carpeta de correo no deseado, esposible que se haya filtrado.

Recuperar contraseña

Para recuperar la contraseña ingresa a continuación los datos pedidos:

RECUPERAR CONTRASEÑA

Conectate con...

Facebook

Al registrarte estás aceptando los
Términos y Condiciones

El Clásico del Astillero nunca volverá a ser lo mismo

Dicen que cuando vives algo demasiado importante o trascendente, lo que sucede en el futuro ya no te emociona ni apasiona tanto, porque viviste algo que sabes fue superior.

Esto sucede en el clásico ecuatoriano, en el que se enfrentan los dos equipos más populares del país, Barcelona y Emelec. Se han jugado cientos de clásicos entre estos equipos en la historia, y hasta el año pasado se debatía cual fue el más importante de la historia. Según los más veteranos fue la final del Campeonato Asoguayas de 1964, que ganó Emelec. Según los más pasionales, fue el de 1988 por la final del cuadrangular de inauguración del estadio de Barcelona, que ganó Emelec y se lo apodó el "Monumentalazo". Para los amarillos era el que ganaron por los cuartos de final de la Libertadores de 1990, aunque este pierde importancia ya que finalmente Barcelona no ganó ese torneo. Y quizá el que más se lo consideraba como el más importante fue al disputado a falta de 4 fechas de terminar el torneo de 1993 que prácticamente definía al campeón de ese año, lo ganó Emelec y así fue.

El debate de cual fue el más trascendente era constante en las calles de todo el Ecuador
por los apasionados del fútbol. Pero dicho debate ya no existe, terminó el 21 de diciembre del 2014 simplemente porque ya a nadie le queda la más mínima duda, estos equipos se enfrentaron por primera vez en la historia en la final del campeonato ecuatoriano. Emelec ganó con claridad.

Este hecho no quiere decir que se vivirá sin intensidad los próximos clásicos, ni que este dejará de ser el partido más importante del fútbol ecuatoriano. Pero si es cierto que nunca volverá a ser lo mismo. Incluso si volvieran a enfrentarse en una final de campeonato, solo igualaría la importancia de ese clásico, pero parece imposible superar las emociones que desató aquella final del 2014.

Compartir Compartir Compartir

unirse a la conversación

Los puntos de vista y opiniones expresadas en este post son solamente las del autor y no representan necesariamente las de Pasión Fútbol.

Post destacados de hoy

CONCURSO PASIÓN FÚTBOL

Para participar debes completar lo siguiente:

El codigo ingresado es incorrecto

y conectate con...

Facebook

Ya estas participando!

Te enviaremos un e-mail con los resultados.